Maestros de hoy: Philippe Stark

Partimos desde París, en auto eléctrico, evidentemente, dirección Monfort, un pequeño pueblo chic y coqueto. Es aquí donde, en lo alto de una colina Philippe Stark acoge algunos periodistas, en su nueva “cabaña”, el famoso prototipo habitable P.A.T.H., una casa prefabricada a un precio democrático dotada de energía renovables. Dispuesta detecnología de punta y de una “maestría perfecta y una integración discreta de todos los elementos energéticos; solares, térmicos, solares termo-voltaicos y eólicos. Imaginen 350 metros cuadrados de vidrio y acero en el medio de la naturaleza con molinos de viento transparentes, minimalistas, escondidos en la cornisa del techo. En ambas plantas las ventanas son XXL con triple aislamiento, una terraza en madera con una piscina secreta; camuflaje perfecto para ese entorno.   

Nos instalamos en la cocina, que más que una cocina sería un comedor diario, Stark explica: “ Yo puedo pasar mi vida tratando de proponer soluciones para mejorar la vida de aquellos a mi alrededor pero hay una cosa que me obsesiona; el habitat”. Este proyecto a gran escala durable y abordable le llena de alegría.