Descifrando - Lo mejor de NYFW F/W 16

Las joyas de New York Fashion Week F/W 2016

En medio de un abarrotado calendario en Nueva York, un conjunto coherente y consistente de firmas emergen de la pasarela invierno 2016. Está la infusión cada vez más viable en busca de las sensibilidades de las vestimentas deportivas y confortables, especialmente en DKNY y Lacoste; intrincadas colisiones de estampados. Por otro lado la lineas en Phillip Lim, Max Azria y Edun. Lo más formal, la adaptación de sastrería y color sobrio en Victoria Beckham y Proenza Schouler. El verdadero interés de Manhattan son los eventos atípicos en el calendario - ya sea ceremonias de apertura de superficies futuristas, el minimalismo talismánico de Francisco Costa de Calvin Klein Collection, o el glamour decadente monocromo embrujado de Marc Jacobs.

cabezal

 

Marc Jacobs: la bruja mala de El Mago de Oz  

marc jacobs

El invierno 2016 encuentra a Jacobs en un constante modo monocromo, resumiendo el calendario de Nueva York con un foco hiper extremo en la estética gótica, casi vampírica. Intrincados collares en crochet, faldas de goma con cortes láser, las siluetas que remiten a los gatos negros y apliques simulando telas de arañas donan un humor entre el grunge subversivo y una teatralización operística Game of Thrones.  Detrás de la las superficies obscuras encontramos una actitud ecléctica en el uso de los estampados a lunares Op Art, estampados a cuadros en piel, capaz de tartán, remeras rockeras, guiños y reminiscencias de la bruja mala del Mago de Oz, abrigos de cuero maxi-extra-grande y panelling en tartan. Los abrigos, exageradamente grandes, están adornados con bordados, transicionando de una manera romántica para darle lugar a los deshabillé en chiffon con motivos florales y apliques metálicos.

 

Lacoste: Esquí retro de lujo

lacoste

Una vez más, el director creativo Felipe Baptista Oliveira, acoge la distinguida herencia y el adn de  Lacoste con una presentación que marida el retro iconico de la marca con un sentido cool y contemporáneo de lujo.  Prendas infladas, voluminosas, abrigadas, ideales para el invierno de diferentes estampados, texturas, y colores; los prints de madera, color acero, gris ceniza, verde azulado se asienta en un extremo para contrastar con una paleta de colores más vivos; un espectro completo de la A a la Z: pantalones con rallas tipo arcoíris, vestidos con estampados de juegos de video de los 80's, parcas de colores saturados y un guiño retro con los chandals con el logo de la firma. El polo clasico de Lacoste es celebrado y feticheado reencarna en color naranja mientras los vestidos de tejido de punto al cuerpo reviven en colores fucsia y verde esmeralda. 

 

Victoria Beckham: Los clásicos en versión revisitée

Posh Spice

Revisitée: -una expresión tan en boga como el beatnik en los 60's-  no es más que hacer lo mismo con una variación positiva aunque a veces resulte negativo. Victoria Beckham vuelve a los orígenes, vuelve a la silueta del vestido de cocktail que años atrás le brindó las credenciales que hoy la posiciona como una de las diseñadoras bretonas más aclamadas. Con influencias westwoodianas y  un nuevo capítulo bajo el brazo, Beckham se embarca en una nueva faceta, una faceta que nos dejo boquiabiertos. El corset y la cintura ceñida son las estrellas junto con el bustier y las sustracciones pero sobretodo. la superposición. La estructura de las faldas es lánguida con extravagantes estampados en jacquard mezclando rayas con cuadros vichy contrastando colores vivos con neutros. La incorporación de las faldas globo aportan volumen a la colección y los vestidos en tejido de punto añade la esencia de la feminidad. 

 

Proenza Schouler: Ecléctico y sofisticado

                              

                            

Los laureados rebeldes reyes de Nueva York regresan esta temporada con toda su fuerza para presentar una colección cargada y compleja con una fuerte dosis visual. Los puntos de contacto claves del duo son variados, desde corsés de cordones exagerados con encajes pasando  por la impecable sastrería naval deconstruída y abrigos livianos de matices granates. Sin duda las estrellas de la colección son las chaquetas de patchwork y paneles en lana, el sentido de la artesanía va de la mano con las túnicas con pequeñas sustracciones y vestidos al cuerpo de lineas largas. Los vestidos con motivos florales monocromáticos nos harán pasar un invierno más ameno.  

 

Opening Ceremony: Futurismo y ciencia ficción recargada 

Opining ceremony

Las visiones del futuro colman las ideas y la estética de Carol Lim y Humberto para la colección 2016, con sus estampados digitales basados en las obras de Syd Mead y la ya marca registrada de un allure abstracto de colores energéticos típicos de Opening Ceremony. Matices de rosa chicle espacial, morado intenso y naranja eléctrico combinado con texturas relucientes y superficies de tratamiento holográfico viajan en una fantasía de ciencia ficción junto con colores más obscuros con textura de cocodrilo.

 

Alexander Wang: ácrata de turno 

alexander wang

 

Siempre con sabor a  Upper East Side, la subversión es centro de provocación y enfrenta al efecto sorprendente de una visión de marca propia de Wang para el invierno de 2016. Un himno a los extremos culturales de Manhattan; el choque resultante de la estética propone abrigos de sastrería de prim tweed, vestidos largos al cuerpo con precisión absoluta así como también mini vestidos revitalizados con cuero y rayas tipo prisión. Bordados monocromo de hojas de marihuana, las mallas abiertas y remeras estampadas con frases o slogans punk, dan una continuidad a la narrativa de la colección. Los denims con pieles, buzos de mohair extra grandes. pantalones cargo de tiro bajo, y bonetes de complexión esponjosa aseguran una colección que se inclina a los 90's hip-hop cool.

 

Philip Lim: este/oeste urbano 

Las inspiraciones de Lim se extienden a lo largo y ancho para el invierno de 2016  conteniendo todo; desde la ropa de hombre del estilos Savile Row al traje japonés ceremonial. Las influencias orientales pasan a un primer plano con los  trajes acolchados, kimono de cuello y de línea larga, túnica de estilo cheongsam; el ángulo masculino sobresale a través de la dicotomía del cuadrillé Principe de Gales y abrigos con detalles de pespunte en contraste con los cueros negros elegantes adaptados a planos de corte. Camel, oliva, verdín, mostaza, chocolate y canela evocan una corriente underground de los años setenta. El estado de ánimo es sensual y animado con notas de azul polvo y coral vívida. Las prendas de vestir de calle como los abrigos son deconstruidos y los suéteres tejidos a partir de múltiples paneles punto. Por su parte, la colección sorprende y mantiene los elementos conectados a tierra en un presente decididamente contemporáneo.

 

DKNY: maximalista minimal(ista)

Continuando con el perfil bajo de la temporada anterior, el debut (borrón y cuenta nueva) de los diseñadores Dao-Yi Chow y Maxwell Osborne de Public School en la firma neoyorquina saca a relucir el costado "chica mala". Bordes deshilachados, abrigos exagerados e inflados de aspecto y textura húmeda que evoca indudablemente el paso de la estética en los 90's cuando el monocromo del hip-hop y el plaid del grunge estaban en su auge. Los petos o enteritos no podían faltar, esta vez con un vuelco chic y moderno. Las texturas son fluidas y suaves, así como las siluetas; sensuales y contemporáneas. 



 

T/Ttendencias, moda