La moda es el pretexto ideal para ir a México

Al reflexionar sobre la moda mexicana, creo que lo que más se destaca son los diseñadores que son leales a su ADN, aquellos que se dedican a lo que mejor saben hacer. Este año, México celebró el décimo aniversario de su semana de la moda, mejor conocida como Mercedes Benz Fashion Week. Originalmente, el espacio era una carpa en Campo Marte, detrás del Auditorio Nacional, que daba la sensación de estar en las carpas de Bryant Park o el Lincoln Center, las locaciones icónicas de la Semana de la Moda de Nueva York.

Pero este año, en marzo, el concepto cambió y los organizadores decidieron aprovechar la increíble arquitectura de Ciudad de México –edificios prehispánicos, coloniales y modernistas– y utilizar escenarios mágicos como recintos para los desfiles.

Para la temporada Primavera/Verano 2017 decidieron hacer lo mismo. Esta vez utilizaron el Convento de San Hipólito en el centro, el hotel Sheraton María Isabel en Reforma y Estación Indianilla, también en el centro de la ciudad. El diseñador colombiano Juan Carlos Obando, se presentó en las rotativas del diario El Universal.

Creo que esto ha ayudado a que los diseñadores puedan destacar aun más sus creaciones; además brinda una sede elegante que funciona como una vitrina de México. Los desfiles generalmente son grupales, incluyen a tres diseñadores y las modelos desfilan en varias pasarelas.

El tránsito es un obstáculo difícil de superar en Ciudad de México, así como las manifestaciones inesperadas que aparecen en las calles de la ciudad. En el futuro deberían considerar un lugar especial que también sea un destino peatonal y amigable.

Como ha sucedido en el último par de años, los desfiles de moda fueron accesibles al público y no solo a los compradores y la prensa. Algunos de los diseñadores que captaron la atención de los asistentes fueron Kris Goyri, Children of our Town, Armando Takeda, Alfredo Martínez, Coot Brand, Cihuah, Gypsy Sport (mexicanoestadounidense) y Obando. Uno de los aspectos que comparten estos diseñadores es que cada uno de ellos se esfuerza por transmitir su punto de vista único.

Tienen una visión de lo que quieren representar y han sido capaces de apegarse a ello en vez de seguir las tendencias. Goyri es un diseñador que invariablemente tiene piezas únicas; pueden usarse fácilmente de día o de noche. Cihuah produce piezas minimalistas que de inmediato se vuelven prendas básicas; recientemente colaboró con Puma. Takeda, quien ganó el premio Who’s On Next que fue entregado por Vogue México y Latinoamérica por cuarto año consecutivo, es un diseñador mexicano-japonés que aprovecha la influencia de sus raíces para crear hermosos vestidos a la medida.

Una semana de la moda más fuerte es importante, tanto para la industria como para el país. Como dijo The New York Times, Ciudad de México fue el destino turístico número uno en 2016; ha habido una gran afluencia de turistas con ganas de conocer esta ciudad. Algunos fotógrafos, artistas, estilistas y diseñadores que la han visitado en este último año han sido testigos de la magia de la ciudad y de la inmensa cultura. Es una gran oportunidad para mostrarle al mundo lo que puede ofrecer el diseño mexicano

TendenciasMumi